FEDERACIÓN DE EMPRESARIOS DO BAIXO MIÑO

-FEBAM-

 

Rúa Martínez Padín, nº 11       Tui             Telf 986 60 50 84

  

Carmen García, presidenta de FEBAM; entre otros objetivos está el "potenciar la comarca del Baixo Miño, comercial e industrialmente, y también turísticamente"

El 6 de junio se inauguraban, en Tui, las instalaciones de FEBAM, la Federación de Empresarios y Comerciantes del Baixo Miño, que preside Carmen García, con quien conocemos algo más de esta organización, que tiene sus orígenes en el año 1999 y unos objetivos cuyo norte es potenciar económicamente la comarca baixomiñota.

 

¿Cuál es la razón por la que se creó Febam?

            Se creo por la necesidad de fomentar e impulsar toda la comarca del Baixo Miño. Una necesidad empresarial y comercial necesaria en aquellos momentos del año 1999.

 

Federación de Empresarios del Baixo Miño: ¿quiénes constituyen esta organización?

            Esta constituída por ACIGU, o sea, la Asociación de comerciantes e Industriales de A Guarda; la Asociación para la Formación Continua e Iniciativas Empresariales, con sede en A Guarda, de la que también soy presidenta; la Asociación de Comerciantes y Empresarios de Oia, y todos los comerciantes e industriales que se dieron de alta en la Federación y que no formaban parte de las asociaciones ya constituidas. Además colaboramos con la Asociación de Comerciantes de O Rosal.

 

Sabemos quiénes forman parte de la Federación de Empresarios, ¿cómo integrarse en este colectivo empresarial?

            No tienen más que dirigirse a nuestra sede social, en Martínez Padín 11, de Tui, donde los atenderemos encantandos y les facilitaremos todo tipo de información tanto verbal como por escrito, entregándoles un dosier tanto formativo como informativo. El coste por pertenecer a la organización es una cuota trimestral de 30 euros.

 

Febam optó por Tui para establecer su sede social, ¿que criterios se siguieron para decirdirse por esta ciudad entre los cinco municipios que forman O Baixo Miño?

            Bueno, al estar ACIGU en A Guarda, también podía estar la Federación de Empresarios del Baixo Miño en A Guarda, pero entendemos que por proximidad con los organismos oficiales de la Comunidad Autónoma, Tui está, geográficamente, muy bien situada, y a parte es una ciudad maravillosa para instalar nuestra sede social.

 

En cualquier colectivo contar con una sede social es un referente para los asociados. ¿Que nos puede decir del local de la Federación?

            Estéticamente representa todo lo que son nuestras instalaciones; llevan nuestra “marca” Funcionalmente, es un local con todas las medidas y que cubre todas las necesidades que puedan surgir a sus asociados. Es un local dotado de un aula para formación, despachos para la atención privada y una zona de atención al público. Ocupa una superficie de más de cien metros cuadrados.

 

Ustedes cuentan con un personal de atención...

            Está atendido por dos personas que cumplen la función técnica y comercial. A parte dispone del gabinete de asesoramiento jurídico y de gestión.

 

Ahora mismo, ¿qué servicios podríamos destacar entre los que ofrece la Federación de Empresarios del  Baixo Miño?

            Lo que estamos promocionando en estos momentos es la tarjeta de crédito Febam, que es un pago aplazado en colaboración con el Banco Pastor, una tarjeta sólo para nuestros asociados para pagos en los establecimientos del Baixo Miño; también estamos asesorando a todos los comerciantes e industriales de toda la normativa vigente y, a parte de eso, ofrecemos un descuento del 20 por ciento a la hostelería tras el convenio con la Sociedad General de Autores; curso de prevención de riesgos laborales y manipulador de alimentos, sólo por citar algunas de las actividades o servicios que promovemos.

 

Y si resumimos la vida de este colectivo desde la inauguración de la sede social en Tui, pronto cumplirá tres meses, ¿que más destacaría Carmen García?

            Pues yo creo que la gran acogida que hemos tenido dentro del comercio y la industria de Tui, y que se resume en la frase que nos han dedicado “que rápidos sois a la hora de prestar servicios”. Agosto es un mes, administrativamente, bajo mínimos, pero en breve firmaremos nuevos convenios beneficiosos para el comercio y la industria.

 

¿Cuáles son las aspiraciones de este colectivo para el futuro más inmediato?

            Pues potenciar, siempre, la comarca del Baixo Miño, comercial e industrialmente, y también turísticamente; integrar a las asociaciones que esteen interesadas en Febam, porque cuantos más seamos, más fuerza tendremos; potenciar económicamente y empresarialmente el Baixo Miño, y conseguir que tenga los parques empresariales necesarios para que no marche nuestra mano de obra.

 

Para terminar, ¿por qué animaría usted al empresariado a formar parte de Febam?

            La Federación puede gestionar mejor los recursos de un grupo de empresas, que si se quiere realizar individualmente; hai convenios que conseguimos estando asociados, que individualmente sería imposible lograrlos referentes, por ejemplo, a precios, acuerdos económicos, etc. Y creo que por libre no se va a ningún sitio; las inversiones necesitan un asesoramiento directo que a veces desde la Administración  o desde las asociaciones directamente no se consiguen, pero con el pesonal técnico de las asociaciones y federaciones se pueden lograr más objetivos, a parte de medios, se facilitan así las campañas. 

Agosto, 2006